Flores de Bach

Desde los años 30 las infusiones naturales se implementan en la curación de todo ser viviente, comprendiéndolo como una totalidad que incluye planos densos (físicos) y planos sutiles (emoción, mente, espíritu). El Dr. Edward Bach comprendió que el humano es una entidad completa, íntegra, y no podemos tratar el cuerpo sin tener en cuenta qué ocurre con el paciente a nivel sutil. El registró que todo estaba unido. Este médico fue el pionero en esta materia.

Por lo tanto, las esencias se ocupan de devolver la vibración natural del cuerpo, asociado a los diferentes patrones emocionales, mentales y espirituales, con su consiguiente relación a órganos vitales en el plano Físico. Esto tendrá notables repercusiones en dichos órganos, si existiese alguna enfermedad física.

No obstante, cabe recalcar, que estas esencias no reemplazan a los tratamiendos médicos convencionales, sino que los complementan. Si hubiera enfermedad en el plano físico o dificultades psicológicas, es conveniente acudir al profesional adecuado y complementar el tratamiento con las esencias que trabajan sobre el Plano Sutil.